CONSUMO DE SAL E HIPERTENSION

ALIMENTOS (30)

El consumo elevado de sodio, puede ser el preludio de una enfermedad conocida como la hipertensión arterial.  

La sal es el condimento más antiguo usado por el hombre. La Sal o Cloruro de Sodio (ClNa) está compuesta por un 60% aproximadamente de Cloro que aporta el sabor salado y un 40% de Sodio. Con esta proporción la sal constituye la mayor fuente de sodio de la dieta (<90%). La otra parte del Sodio  proviene directamente de los alimentos, de sus procesos de elaboración o de los aditivos o conservantes añadidos.

En nuestro país el consumo de sal es de unos 10 g diarios, siendo la recomendación de la OMS no pasar de 5 g/día (sería la cantidad de sal que cabe en un dedal)

Con la ingesta de pequeñas cantidades de sal conseguimos los beneficios que la sal aporta para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo:

–  Hidrata el cuerpo, introduciendo agua en las células

–  Mantiene el pH de la sangre

–  Ayuda a transmitir impulsos nerviosos y a la relajación muscular

La hipertensión arterial (elevación de los niveles de presión arterial de forma continua o sostenida) es una enfermedad peligrosa que no produce síntomas y puede pasar inadvertida pero que puede provocar serios problemas de salud.

Cada vez que el corazón late, bombea sangre a los vasos, para que estos conduzcan la sangre a todas las partes del cuerpo, ejerciendo una presión contra las paredes de dichos vasos, es lo que se conoce como presión arterial, una presión persistentemente alta dañará los vasos

Cuanto más alta sea la presión, más esfuerzo tendrá que realizar el corazón para bombear la sangre.

La tensión arterial tiende a subir con la edad debido a que los vasos sanguíneos van perdiendo su elasticidad.

El consumo excesivo de sal,  junto al estrés físico o emocional, una dieta inadecuada, la obesidad, el sedentarismo, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y cafeína, las pastillas anticonceptivas y la predisposición genética, están provocando en nuestra sociedad un aumento progresivo de la incidencia y prevalencia de la hipertensión arterial.

Los alimentos con mayor contenido en Sodio son los platos preparados, fiambres, embutidos, quesos, snacks comerciales, caldos concentrados, pescados y carnes curadas, conservas o encurtidos, pan, galletas, cereales de desayuno, tortitas de cereales, colines, palomitas para microondas, aderezos, etc.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies